Sede del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero. Roa (Burgos). Concurso. Finalista

 

 

EMPARRADO

La sede del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero se sitúa en el límite entre el conjunto urbano amurallado de Roa y un amplio paisaje de viñedos con el cerro de Manvirgo al fondo.

Desde la ciudad, preexistencias inconexas: una plaza de geometría irregular rodeada de viviendas entremedianeras, la actual sede del Consejo ubicada en el antiguo Hospital de San Juan, y los restos descontextualizados del muro que contiene la puerta de acceso a la desaparecida Iglesia de San Juan. Los dos vacíos adyacentes al edificio existente sirven de mirador hacia el paisaje.

El proyecto envuelve al muro de la antigua Iglesia y articula sus relaciones con la sede actual de Consejo y con el mirador hacia el paisaje. El edificio se muestra hacia la plaza urbana como cubierta-emparrado que se repliega, sin fachada, potenciando el protagonismo y la puesta en valor de los elementos patrimoniales existentes: es decir el muro de la Iglesia, la sede actual del Consejo y el paisaje.

Arquitectos: Miguel  Hernández Valencia, Esther López Martín, Juliane Potter, Francisco J. Domínguez Saborido. Concurso: Finalista. 2006.